El otro yo del Dr. PASQUEL

antonio-pasquel-ruiz-Noticia-747544
Antonio Pasquel Ruiz, ex rector de la Universidad Nacional Amazónica del Perú (UNAP) y consejero de la SUNEDU, actualmente sin asiento en el Consejo Directivo ante el bochorno y escarnio por las graves pruebas incriminatorias de un fiscal de Iquitos.

Su hoja de vida profesional presentada ante la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU), es digna de tener en cuenta. Por eso pasó los controles burocráticos en el Ministerio de Educación durante el concurso para conformar, nada menos que, el Consejo Directivo de dicho organismo, convertido luego en el arma comanche de las universidades públicas en el Perú, donde cortó cabezas de rectores y decanos, legítimamente elegidos.

El resumen de su curriculum vitae no deja dudas. Es, en verdad, ingeniero de Industrias Alimentarias por la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana, realizó su Maestría y Doctorado en Ingeniería de Alimentos, en la Universidad Estatal de Campinas, en Brasil.

Tiene, además, estudios concluidos en el doctorado de Desarrollo y Seguridad Estratégica del Centro de Altos Estudios Nacionales (CAEN). Ha sido rector de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (2009-2014), donde ejerce como docente principal hace más de 15 años. Fue Decano de la Facultad de Industrias Alimentarias y Director del Instituto de Investigación. Cuenta con múltiples publicaciones y proyectos de investigación relacionados con la Amazonía Peruana, según se observa en la página oficial de SUNEDU.

Indignación nacional

Sin embargo, toda su trayectoria académica y profesional puede irse al tacho si termina en la cárcel, tal como lo ha solicitado el fiscal Víctor Scipión, responsable de la Fiscalía de Trata de Personas de Maynas, quien, por lo pronto, ha pedido prisión preventiva, por el presunto delito de usuario-cliente y cómplice de trata de personas, contra una menor de 17 años.

La semana pasada, Pasquel fue detenido infraganti por la policía, al momento de intentar viajar de Iquitos a Lima, tal como han dado cuenta el diario La Región, de Iquitos, desde el 10 del presente mes, y otros medios de cobertura nacional

El viernes 11, la Asociación de Universidades del Perú –ASUP, en un comunicado público, calificó como “bochornoso dicho acto ilícito y exigió al Ministro de Educación se pronuncie  sobre  esta presunta denuncia que empaña  y desfigura la calidad moral y profesional de los funcionarios de la SUNEDU”.

Ada Gallegos, directora de la ASUP “lamentó el presunto  acto delictivo y exigió al Ministro de Educación, Jaime Saavedra Chanduví  realice una reorganización y minuciosa investigación  a los funcionarios y trabajadores de la SUNEDU, quienes deben mostrar de acuerdo a la Ley Universitaria,  una intachable  y decorosa conducta  en los destinos de las universidades del país”.

Gallegos ha sido mucho más enérgica aún. Alertó que el caso de Pasquel Ruiz es un “mal precedente para los jóvenes universitarios, pues la actitud del funcionario de la SUNEDU, quien aparte de cobrar sueldo millonario en dicha institución, no cumple con los requisitos y no está a la altura de sus responsabilidades”. Claro, Gallegos se refería, sin duda, a los requisitos morales de sus actos, esos que no constan en su hoja de vida presentada ante la SUNEDU.

La policía habría encontrado pruebas contundentes en contra de Pasquel Ruiz, como la declaración de la menor de edad y dirección del hotel donde se hospedaron en Lima y, por último conversaciones en textos por las redes sociales, según denunció el diario La Región.

LA REGION IQUITOS

El sapo amazónico que atraganta

SUNEDU reaccionó el pasado 14 de marzo con el comunicado 002-2016-SUNEDU/CD, que en su breve texto, casi telegráfico de dos puntos señala, simplemente, que “Antonio Pasquel Ruiz no participará en las sesiones del Consejo Directivo hasta que las autoridades competentes se pronuncien de manera definitiva…”.

Lo curioso es que esta vez, atragantado con el sapo amazónico del caso Pasquel, la SUNEDU afirma de la manera más vaga y desaprensiva posible, que “el Consejo Directivo tomará las acciones que correspondan”. ¿Cuáles? No lo explicita. La postura de dicho organismo quedaría así como un saludo a la bandera.

Los lectores se preguntarán ¿dónde quedó la rudeza de la SUNEDU que mostró desde diciembre último en contra de los “rectores y decanos rebeldes”, a quienes empapeló administrativa y judicialmente y no se cansó hasta expedir sus famosas resoluciones donde aplicaba a rajatabla “medidas preventivas”. Pero, en el rochoso caso de su funcionario Pasquel Ruiz, solo “tomará las acciones que correspondan”.

¿Qué peso tenía Pasquel Ruiz como consejero en SUNEDU? Lo suficiente como para no estar de acuerdo con el entonces rector de UNAP, Rodil Tello Espinoza, a quien la SUNEDU tildó también de “rector rebelde”. Tello, en aplicación del estatuto vigente de su universidad fue elegido antes que entre en funciones la SUNEDU y debería terminar en el cargo el año 2019. No lo dejaron. Lo presionaron desde enero último como hicieron con la mayoría de universidades públicas hasta que renunció junto con sus vicerrectores, y la Asamblea Universitaria Transitoria eligió a un rector interino: Manuel Flores  Arévalo.

Enero y febrero fueron los meses más calurosos para Iquitos, especialmente para la comunidad que seguía de cerca el tema universitario. En dichos meses llegaron hasta la SUNEDU, además del expediente de Flores, el de Carlos Hernán Zumaeta Vásquez, a quien había supuestamente elegido el 20 de diciembre del 2015. Un tercer aspirante, Heiter Valderrama Freyre fue igualmente presentado ante la SUNEDU. A los tres, el organismo fiscalizador de universidades los rechazó por varios aspectos administrativo-legales. El 5 de marzo último, SUNEDU decide registrar la firma de Flores Arévalo como rector interino de la UNAP. Toda una odisea para la comunidad universitaria de Iquitos.

Según La República, que también recoge información del diario La Región, de Iquitos, el caso se conoció el martes 9 de marzo, durante la audiencia contra Angel Cerroy Huanaquiri, un malandro que responde al alias de “Angelito del Perú”, capturado por la policía cuando intentaba viajar junto a una menor de 16 años. El fiscal Scipión fue quién mencionó en dicha audiencia al ex rector de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP), de la región Loreto, Antonio Pasquel Ruiz.

Ada Gallegos, de la ASUP, tendría razón en exigirle al ministro de Educación, Saavedra Chanduví que la SUNEDU inicie una investigación más profunda, no solo de los integrantes de su Consejo Directivo, sino también de sus trabajadores. La causa: el manto de sospecha que viene cubriendo la actuación de los principales consejeros de la SUNEDU, no solo de Pasquel, sino de otro más.

El caso Zenón Depaz

Por las redes sociales se ha venido denunciando desde la Universidad Nacional de Trujillo, los nexos del consejero Zenón Depaz Toledo con algunos docentes del entorno del actual rector Orlando González Nieves. No hay delito en el amiste y compadrazgo de Zenón Depaz con docentes muy cercanos al rector de la UNT, dicen algunos; pero, la dureza de las resoluciones en contra de la Asamblea Universitaria Transitoria, que es la que puso en jaque a González Nieves, estaría marcada precisamente por los “buenos oficios” que habría propiciado Depaz. El Frente Amplio de Docentes de la Universidad Nacional de Trujillo, ha emplazado públicamente, desde enero último, el pronunciamiento de la superintendente Lorena Masías, pero no sabe en que quedó la petición.

El Dr. Merengue

Es que, como en el caso del Dr. Paquel, uno nunca sabe cuál será el otro yo de los funcionarios cuando acceden al poder en el aparato del Estado. En ese tipo de sórdidos hechos la prensa tiene su papel que cumplir. Y no es despistado recordar, a propósito del caso Pasquel, la famosa historieta del argentino Guillermo Divito, El otro yo del Dr. Merengue, atildado personaje, correcto y educado, que nunca pierde la compostura, pero que tiene un rostro oculto, como en Dr. Jeckill y Mr. Hyde, de Stevenson, tipo de doble personalidad, al que su inconsciente freudiano, literalmente, sale a decir lo que realmente piensa. Es lo mismo que estaría pasando con el Dr. Pasquel, para humillación de la SUNEDU, que lo protege.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s