¡Bacalao con yuca!: ¡coooma, casero…!

a402d1cfa700d5c20facb2dc97e220fe
TÚNEL DEL TIEMPO: todo empezó en Semana Santa, en 1990, con la famosa mentira de “intoxicación” con bacalao. Ni más ni menos. (Foto: La mula)

¿Qué animó en 1990 a Alberto Fujimori, entonces candidato a la presidencia del Perú a popularizar al bacalao, esa especie marina jamás conocida y degustada por los habitantes de los cerros y asentamientos humanos que lo llevaron finalmente al poder?

caretas-29
AQUÍ LA TIENEN: histórica Caretas 1496. El regalo de Fujimori en la navidad de 1997

Nunca se investigó el tema pero sirvió para escribir cientos de historias de mentiras y cinismo de un inmigrante japonés que nos hizo “cholitos”, primero, diciendo en Semana Santa que se había “intoxicado” con bacalao, cuando la prensa lo buscaba para que presente su plan de gobierno, inexistente por supuesto.

Quien aseguró en su campaña honradez, tecnología y trabajo dejó, al cabo de un decenio, el país más podrido en la región, con casi todo su entorno político en la cárcel, sin industria nacional, miles de despidos en su primer año de gestión, y una liberalidad económica sin par que proletarizó aún más a la clase media en el país.

Dijo que nunca aplicaría el shock económico de su contendor Mario Vargas Llosa y apenas se instaló en Palacio de Gobierno, lo aplicó sin remordimientos. Juró respetar la Constitución de 1979 y al poco tiempo la pisoteó con su autogolpe del 5 de abril, cerrando el Congreso e interviniendo el Poder Judicial, valiéndose de las Fuerzas Armadas. Todas estas instituciones quedaron bajo la férula del régimen y ya sabemos cómo terminaron.

Amañó el referéndum de 1993 para aprobar su Constitución y perennizarse en el poder. Y se re-reeligió por un tercer mandato, hasta que, el 14 de setiembre del año 2000, la difusión de los denominados “vladivideos”; es decir, gran parte de la historia de la podredumbre en audio e imágenes, desnudó el carácter mafioso, corrupto y corruptor del régimen.

El monstruo quedó gravemente herido de muerte. Sucumbió dos meses después de la manera más impropia de un súbdito japonés: renunciar por fax a la presidencia de la República del Perú, desde Brunei, un Estado del sudeste asiático a donde viajó supuestamente para actividades oficiales.

El Congreso lo inhabilitó por “incapacidad moral” y la oposición política en el Parlamento consternada tildó el acto de Fujimori como “vergonzoso y cobarde”. Aquí se cerró el capítulo del cinismo de una década de “dictablanda”, como lo calificó varias veces la revista Caretas de Enrique Zileri. Aquí concluyó también la política de la “yuca” y del “bacalao” que impuso Fujimori desde el año 90 hasta el 2000.

image
SOY LEYENDA: el tubérculo en pleno furor por las redes sociales.

El bacalao, una especie de pescado blanco de bajo contenido graso y rico en proteínas de alto valor biológico y que además posee vitaminas B1, B2, B6 y B9, tan apreciado por los europeos y asiáticos, fue uno de los platos preferidos de Fujimori.

Pero, qué culpa tiene el pobre bacalao de haber sido utilizado como “carnada” para el inicio de las mentiras del candidato, primero, y gobernante, luego. Más criollo que nipón, o mejor, un acriollado japonés complementó el potaje del cinismo político de Fujimori, con la yuca, un tubérculo rico en hidratos de carbono complejo, adaptado muy bien al clima en el Perú.

La yuca fue el símbolo que identificada claramente las arremetidas impopulares del gobierno de Fujimori y conocedor éste de esa asociación aprovechaba el ícono que representaba el tubérculo para difundirlo a través de los medios de comunicación comprados con dinero sucio que recogían los mismos propietarios en fardos de la salita del SIN, convocados por Vladimiro Montesinos.

¿Y del bacalao, que podemos decir?

Puede usted degustar, casero, el Gadus morhua callaris, capturado en el límpido mar Báltico o, si prefiere, la Gadus macrocephalus, también conocida como bacalao del Pacífico.  Pero, si su paladar es más exquisito, puede encargar la Gadus morhua morhua, pececito este que se pasea desde el golfo de Vizcaya hasta el mar de Barens (por el océano Artico). Y, si desea “diferenciarse socialmente”, nada como la Gadus ogac, más conocida como el bacalao de Groenlandia. ¡Lo máximo!

Eso sí, como el pescadito es pulcramente importado, deberá desembolsar entre 90 a 100 dolarillos para un kilito. Y si la familia es de cinco personas, ni modo. Pero, si no los tiene… y es claro que pujará porque difícilmente lo comprará, deberá quedarse con el gusto y preferir los peruanísimos jurel, caballa, bonito y también pota, las especies más consumidas por el populorum y que Fujimori en su puta vida promovió el consumo.

OPRE_CARLIN_transparente
SIMILAR DISCURSO QUE EL PADRE: si bien el cinismo no es genético, el entorno familiar marca a fuego. (Carlicaturas, diario La República 03.06.16)

Lo cierto es que los hijos de Fujimori, incluido Keiko, por supuesto, tienen también la costumbre de zamparse buenos potajes de bacalao. Es que ha quedado la costumbre de familia, casero. Pero también es cierto que las únicas épocas en que Keiko estuvo prohibida de atragantarse con bacalao fueron en época de gestación de sus hijos.

Los médicos recomiendan comer pero no en exceso ya que las vitaminas que tiene dicho pescado son liposolubles y cuando se acumulan en cantidades en el hígado puede causar toxicidad. Cosa que no pasó en el caso de su padre, pues él no estuvo embarazado en 1990.

Pero, como las costumbres gastronómicas se impregnan en la familia, Keiko, al igual que su padre, adora el bacalao y la yuca, así como adora igualmente las mentiras y el cinismo. Es decir, ¿hemos dado vuelta a la tuerca? o ¿hemos ingresado al túnel del tiempo? ¿Por qué las mismas mañas, por qué las mismas poses, por qué las mismas amistades, por qué la misma ambición por el poder? ¿Por qué, casero?

keiko.
SINDROME DEL DR. MERENGUE: el doble discurso de Keiko. Nuevamente la política familiar de los Fujimori, la del bacalao y probablemente de la yuca, también.(Carlicaturas, diario La República)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s