REBELIÓN en la granja

juramentcion
Iris Cruz Florián es juramentada como secretaria general del SUDUNT en reemplazo de  Luis Llenque Díaz, vacado por la Asamblea General. Observan la escena angustiados secretarios que se rebelaron contra un dirigente que ya no lo quieren. Camilo Gil García, docente más antiguo presente en la sesión toma el juramento de rigor.

 

Se creía el señor Jones, sí el dueño de la Granja Mayor, el personajillo de George Orwell, que hacía siempre su trabajo de pacotilla. Casi ambientada en esa misma línea, aquí el resumen de una gestión sindical errática y sin horizonte que arrasa no solo prestigio sino la confianza de cientos de agremiados. Esperemos que los cambios dirigenciales no terminen como en el cuento de Orwell.

Solo medio año soportó la docencia universitaria, la anárquica y personalista gestión de Luis Alberto Llenque Díaz al frente de la secretaría general del Sindicato Unificado de Docentes de la Universidad Nacional de Trujillo (SUDUNT).

Esta mañana, en Asamblea General convocada por la mayoría de su junta directiva, en el Teatrín de Humanidades, Llenque Díaz fue vacado por gravísimas faltas éticas y de gestión administrativa y económica, en perjuicio del gremio sindical, que contravienen  los artículos 14°, 23°, 25°, 26°, 30°, 33°, 37°, 76° y 81° del estatuto del SUDUNT.

iris-cruz-florian
Iris Cruz Florián, ocupaba la secretaría de Cooperativas y Asuntos Mutuales del SUDUNT. Prometió una gestión transparente y una pronta auditoría a la gestión de Llenque.

Fue aclamada como reemplazante de Llenque Díaz, la profesora Iris Cruz Florián, quien se desempeñaba como secretaria de Cooperativas y Asuntos Mutuales. Ella, conjuntamente con el resto de secretarios aún en actividad administrará el Sindicato, de acuerdo a las prerrogativas que le brinda a la Asamblea General, la segunda disposición final del Estatuto del SUDUNT.

Previamente y ante la agudización del conflicto dirigencial, la junta directiva había oficiado con fecha 23 de febrero del 2017 a Carlos Peña Romero, funcionario del Banco Interamericano de Finanzas (BANBIF), el cese del movimiento económico de egresos del Sindicato, anticipando a la citada institución bancaria los problemas suscitados con la renuncia del secretario de Economía.

Los integrantes de la junta directiva acusan al defenestrado secretario general de un conjunto de gastos efectuados personalmente con dinero del Sindicato sin que hasta el momento rinda cuentas, desde que asumiera el cargo; esto es, desde junio del año pasado. Lo inculpan, asimismo de gastos extraordinarios, como compras para la canasta navideña por un monto que sobrepasa media UIT (es decir 1,875.00), extralimitando sus funciones dado que lo prohíbe el artículo 32° del Estatuto gremial.

Llenque Díaz es acusado por otorgar préstamos a los afiliados a sola firma, cuando el Estatuto del SUDUNT establece que dicha gestión debe tener aprobación de la junta directiva. Por este manejo libertino de la economía, el Fondo de Financiamiento se ha agotado, y es el que provee de recursos para préstamos de los afiliados, según el acta N° 002-2017 de la reunión del 13 de febrero del presente año.

Otras irregularidades imputadas a Llenque es que muchos de los contratos suscritos a nombre del SUDUNT han sido aprobados solo por él, sin conocimiento de la junta directiva, como el contrato de la canasta navideña, contrato de maletines (que de paso fueron entregados de a poco recién en febrero y aún falta distribuir pero ya no hay en stock), el contrato de abogados, entre otros.

Un hecho preocupante que se le achaca a Llenque Díaz es su desdén y poca participación en las actividades que se escenificaron desde fines del año pasado durante la huelga general de los docentes universitarios, con motivo de la homologación. Ese accionar se evidenció notoriamente en la asamblea del 26 de diciembre del 2016, justo en el clímax de la lucha sindical, cuando no solo Llenque sino varios animadores e impulsores de la huelga, arriaron sus banderas y no asistieron a la referida asamblea.

comite-de-lucha
Luis Llenque Díaz, el tercero desde la izquierda en una de las pocas reuniones del Comité de Lucha creado a fines del año pasado con motivo de la huelga de la docencia universitaria por la homologación. Al final dejaron literalmente solo al profesor Zorán Herrera. Mismos cerdos de la Rebelión de la Granja, de Orwell.

Pese a las advertencias de sus propios directores, el vacado dirigente sindical desoyó los constantes reclamos, quienes, cansados de maltratos y de su errática gestión, decidieron convocarlo por escrito y notarialmente el 10 de enero del presente año para que “rinda cuentas sobre su procedimiento sindical”.

Esta citación fue el detonante para que siete de los 10 secretarios de su junta directiva; es decir la mayoría, no solo le pidiera rendición de cuentas sino que convoque a las regulares sesiones de junta directiva para abordar las decisiones que a título personal venía ejerciendo, incluido el manejo anti-estatutario de las finanzas del Sindicato. Dos integrantes, entre ellos el subsecretario general habían renunciado ya irrevocablemente. Y, en términos prácticos Llenque Díaz se había quedado solo, pues ni el secretario del Interior, ni el de Disciplina venían asistiendo.

La crisis en el SUDUNT fue incubándose desde el inicio de la gestión de Llenque Díaz y ello explica el fracaso de las medidas sindicales durante la huelga por la homologación docente y la debacle de su gestión, donde ni sus propios secretarios quieren que continúe ni un día más en el cargo.

El primero en renunciar fue el subsecretario general del SUDUNT, César Augusto Cortez Ávalos. Lo hizo el 30 de enero último. Sus argumentos fueron “maltrato y autoritarismo por parte del secretario general”. Fue el inicio formalizado de la crisis que venía atravesando el gremio sindical.

El segundo en ponerle los puntos sobre las íes fue su secretario de Economía, Luis Alberto Muñoz Díaz, quien harto de su relación con Llenque renunció en forma irrevocable al cargo el 15 de febrero último y por conducto notarial.

Muñoz, quien además de su labor docente es conocido como un gestor eficiente dada su experiencia en organismos financieros locales, acusa a Llenque de “arbitrario”, comportamiento que “no ha permitido que la junta directiva trabaje como un equipo por el bien del gremio” y que en su caso “se le ha impedido ejercer mis obligaciones como secretario de Economía”.

En su escrito, Muñoz Díaz fue el primero en solicitar a la Asamblea General del SUDUNT declarar la vacancia de su cargo y es notorio el malestar por los hechos que resume en su carta de renuncia.

informe-2
Última página del informe N° 001-2017-Junta Directiva/SUDUNT del 17 de febrero del 2017 donde los siete secretarios de la Junta Directiva conminan al secretario general Luis Llenque a convocar a la Asamblea General del 24 de este mes, que pese a su boicot, se realizó el 28.

Para darle salida a la crisis, la junta directiva notificó notarialmente al secretario general cite a Asamblea General Extraordinaria entre el 23 y 24 de febrero último, pero Llenque Díaz en vez de optar por la sensatez, desautorizó a sus directivos a través de simples correos electrónicos. Aducía que los docentes estaban de vacaciones y apelaba a la resolución rectoral N° 159-2017/UNT, documento que no es vinculante con las decisiones gremiales, conforme lo hicieron saber varios oradores durante la asamblea general de hoy.

Llenque, más bien ha intentado sabotear, por todos los medios, las citaciones de los descontentos secretarios de la junta directiva que ya no comulgan con él.

De este modo, la crisis incubada desde mediados del año pasado y que explotara en diciembre último en el Sindicato Unificado de Docentes de la Universidad Nacional de Trujillo (SUDUNT), tuvo un desenlace dramático hoy cuando la Asamblea General, realizada en segunda citación- si bien con un reducido número de afiliados, pero ajustado a lo normado en el estatuto del gremio- recibió información de la junta directiva y posteriormente decidió vacar a Luis Alberto Llenque Díaz.

De inmediato fue proclamada Iris Cruz Falcón y el resto de la directiva. Estuvieron presentes entre los afiliados tres ex secretarios generales del Sudunt: Carmen Neyra, Elvar Quezada y Lidia Sánchez.

 

Anuncios

Un comentario en “REBELIÓN en la granja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s