¿AHORA, QUIÉN CARGA EL LODO EN LA UNT?

En comparación a los daños ocasionados en la Universidad Nacional de Educación “Enrique Guzmán y Valle”, conocida como La Cantuta o lo ocurrido en la Universidad Nacional de Piura, el desastre en la Universidad Nacional de Trujillo parece poca cosa. Pero, no lo es. La siguiente nota repasa daños, plantea responsabilidades y pulsa acciones drásticas.

PORTADA
PASEANDO A LA JEFA DE SUNEDU: con los rostros compungidos y con mascarillas para no oler el desastre en la UNT, Lorena Masías, flanqueado por el rector Orlando Gonzáles Nieves, y su plana mayor. Casi perdiéndose en la foto, (derecha) el presidente de la “Comisión” que se trazó la meta de prevenir el desastre, Enrique Rodríguez. (Fuente: Facebook de UNT).

Aun así, los efectos de lluvias y huaicos que pudo observar en poco tiempo esta semana la jefa de la SUNEDU, Lorena Masías Quiroga en su visita a la Ciudad Universitaria y otros locales de la UNT, son cuantiosos para el magro presupuesto, y preocupante por las desgracias que ahora se conocen y que pudieron mitigarse.

Las autoridades universitarias de La Cantuta declararon la emergencia a fines de enero último a raíz de la crecida de ríos e incremento de huaicos en la zona de Chosica, que comprometieron seriamente aulas y laboratorios en varias facultades. Los deslizamientos de febrero y marzo colapsaron a dicho centro de estudios.

La Universidad Nacional de Piura sufrió la inundación del río y quedaron afectadas varias facultades y ambientes administrativos en la gran extensión del campus que ocupa 103 hás. Los daños fueron cuantiosos.

Aunque parezca increíble las universidades nacionales de Tumbes y Lambayeque no sufrieron gran cosa. Solo aniegos en sus campus, que a la fecha incluso han superado con rápidas limpieza y fumigación de aulas y locales administrativos.

Y, en medio de la torrentada y el lodo en toda la costa del país, la Universidad Nacional de Tumbes logró los primeros días de marzo la recuperación de 14 millones 794 mil soles, recursos vía crédito suplementario para el presupuesto público del presente año. Con ese monto la UNT de Tumbes invertirá en importantes obras que habían quedado truncas desde el año 2016.

En el caso de la UNT de Trujillo: en la visita que hizo el martes último (4 de abril) a nustra ciudad, la jefa de la SUNEDU, Lorena Masías Quiroga,  ¿habrá sido informada que la UNT había invertido más de un millón de soles con recursos del año 2016 para paliar en algo los estragos de las lluvias y huaicos en la sede institucional?

Igualmente, ¿sabrá realmente la jefa de la SUNEDU, que parte de las obras ejecutadas y entregadas a pocos días del periodo de lluvias de este año han colapsado y ocasionado graves perjuicios a la UNT?

WP_20170328_021
RUTA DE LOS SIETE HUAICOS: explanada detrás del CIDUNT que accede por la puerta de la Av. Jesús de Nazareth

El día de su visita los funcionarios de la universidad mostraron a Lorena Masías los estragos de los huaicos que ingresaron a la Ciudad Universitaria y la caída de muros y techos en una parte del museo de Arqueología. Días antes, la UNT anunciaba muy oronda a través de la gerente de calidad universitaria, Amparo Gutiérrez Rojas, que la UNT gestionará ante el gobierno una partida de 2 millones de soles para la emergencia y mencionaba el caso de Piura, Tumbes y La Cantuta para justificar el pedido.

El viernes último (7 de abril) el director general de Administración, Enrique Rodríguez Rodríguez anunciaba “un plan de emergencia para enfrentar los efectos del Niño Costero 2017”.  Es decir, después de los estragos de huaicos y lluvias, reaccionaban recién al control de daños.

¿Pudieron evitarse los cuantiosos daños ocasionados por lluvias y huaicos en la sede central y Ciudad Universitaria de la UNT? Si realmente se hubiera ejecutado lo que se conocía hasta entonces, sí pudo evitarse.

Perlas de daños

Museo Arqueología
MUSEO DE BARRO: composición fotográfica del desplome de columna y techo en la Casona Risco, sede del Museo de Arqueología de la UNT. Así quedó con las lluvias de marzo. (Fuente: La Industria)

El desplome de parte de la infraestructura del museo de Arqueología, Antropología e Historia de la UNT ubicado en la sexta cuadra del jirón Junín, ocurrido en la madrugada del 15 de marzo luego de las lluvias del día anterior, no fue el único hecho aislado de desgracias en la universidad, en medio del enfurecido castigo climático que azotó a toda la costa peruana.

La histórica y bella casona conocida como la Casa Risco, cuyos orígenes se remontan al siglo XVII se encuentra actualmente cerrada y a la espera que expertos en la materia se pronuncien sobre su rehabilitación.

Los trabajos de reparación y mantenimiento de techos en la Casa Risco, aparentemente sencillos, estuvieron a cargo de la empresa Inversiones y Servicios Generales del Norte SAC, según datos del SEACE. Este hecho fue conocido por la comunidad local en la edición del 15 de marzo en el diario La Industria de Trujillo.

SUNEDU
NADA QUE HACER: Jefa de SUNEDU, Lorena Masías, contempla con mirada perdida los destrozos en la antigua casona donde la UNT brinda servicios incalculables a la comunidad. El rector, Orlando Gonzáles, con anteojeras oscuras, lo acompaña. (Fuente: Facebook de UNT)

Inicialmente la obra en el museo de Arqueología estuvo programada con un presupuesto de S/.50, 402.51 soles dentro de un paquete de obras contempladas en el concurso público N° 02-2016-UNT/CS, cuyo objeto fue la contratación de servicios para la protección de techos en varios ambientes de la sede central y de la Ciudad Universitaria.

En el colegio Rafael Narváez Cadenillas las lluvias de febrero y marzo afectaron seriamente seis aulas del nivel Inicial y la humedad ha levantado el parquet de todos esos ambientes. Allí estudian 320 niños. Otras cinco aulas de los niveles de primaria y secundaria han quedado también afectadas, además de los daños en las oficinas administrativas.

Narvaez
COLEGIO NARVÁEZ: oficinas administrativas totalmente anegadas. Y eso que los techos recién habían sido reparados, conforme se detalla en el presente informe. (Fuente: Facebook de UNT)

Lo curioso es que en dicho colegio la empresa Hasslein Consergen SAC había realizado el mantenimiento de techos con una inversión de 51,919.92 soles, en el marco del proyecto “Contratación de Servicios de mantenimiento y remodelación de ambientes UNT”, ejecutada a inicio del año pasado, con recursos ordinarios y recursos directamente recaudados, según información del SEACE.

En la Escuela de Posgrado los daños y perjuicios son también considerables. Han quedado afectados casi todos los ambientes del cuarto piso en el antiguo pabellón. La caída de las baldosas del cielo raso del interior de los ambientes, colapsaron tempranamente con las primeras lluvias del 1° y 5 de febrero en el Centro de Cómputo, auditorio principal y ambientes contiguos, como la oficina de Incuba empresa. Las lluvias anegaron los ambientes y solo un milagro salvó el lugar de cortocircuitos en el área.

Auditorio Posgrado

POSGRADO 2
ARRIBA: estrado principal del auditorio de Posgrado con las baldosas sobre los asientos. ABAJO:  parte del laboratorio de cómputo, siniestrado por las lluvias.

En el laboratorio de cómputo quedaron inservibles seis computadoras de última generación, por la caída de las baldosas sobre los equipos. Las precauciones del personal que labora allí lograron evitar otros accidentes con las lluvias más fuertes de marzo.

POSGRADO laboratorio
INSERVIBLES: equipos del Centro de Cómputo afectados por la caida de baldosas como consecuencia de la filtración de agua por los techos del local. ¿La empresa que “reparó” los techos reparará los perjuicios?, se pregunta el personal de Posgrado.

“No se necesita ser ingeniero ni experto para observar que el principal causante de esta desgracia es la pésima obra del techado”, se quejó uno de los trabajadores. En efecto, la empresa responsable ha reemplazado el techo de eternit existente, mucho más consistente, con otro material de fibraforte más delgado y perforado para poder amarrarlas en una estructura metálica que sirve como una especie de cama, pero no tuvieron en cuenta que por las hendiduras se filtraría el agua, como en efecto sucedió.

TECHO AUDITORIO posgrado
PRECARIEDAD: nótese la fragilidad del techado en la Escuela de Posgrado, especialmente el material de fibraforte que no soportó las intensas lluvias de febrero y de marzo. Este mismo insumo ha sido empleado en el resto de trabajos similares en varios ambientes de la UNT.

“¿Y ahora, la empresa responsable reparará los daños de los equipos informáticos?”, se pregunta el trabajador molesto.

En el Centro de Idiomas (CIDUNT), las lluvias de febrero y marzo dejaron inhabitable el local y las clases quedaron suspendidas. Reiniciarán este lunes 10, según anunciaron oficialmente.

TECHO CIDUNT

2 TECHO CIDUNT
CENTRO DE IDIOMAS: arriba se puede observar el techo del tercer piso que la universidad no logró proteger. Abajo: las escaleras por donde las aguas de lluvias discurrieron como río hasta el resto de los dos niveles inferiores y todos los ambientes administrativos y aulas.

El local es un serio peligro: primero porque sus techos están expuestos a las inclemencias de las lluvias que discurren por las gradas del tercer piso e inunda todo el resto de niveles y su puerta principal es el ingreso a las torrentadas de agua y de huaicos, como ha ocurrido esta vez. Sin embargo una segunda puerta lateral por la avenida Jesús de Nazareth fue el lugar por donde ingresó el lodo de los siete huaicos que azotaron a Trujillo.

Claro, emulando la pasividad o negligencia mostrada por las autoridades regionales y locales, a los responsables de la oficina de Recursos Físicos de la UNT no se les ocurrió mejor idea que colocar un mini muro en el ingreso de las puertas en Jesús de Nazarteh cuando ya todos los huaicos habían discurrido sin piedad hasta las instalaciones de la Ciudad Universitaria.

Muro en puerta de Jesús de Nazareth
MURO DE LA DISCORDIA: fue levantado por el encargado de Recursos Físicos de la UNT, cuando los siete huaicos ya habían anegado gran parte de la Ciudad Universitaria.

Lo único que la UNT había programado en el CIDUNT fue el mantenimiento de sus techos. Estuvo dentro del paquete de obras del concurso Público N° 02-2016, pero fue cancelada mediante resolución rectoral N° 1468-2016/UNT, de acuerdo a información registrada en el SEACE. Pero, extrañamente, la mencionada resolución que justificaría la decisión rectoral de suspender las obras preventivas en CIDUNT, se refiere a una autorización de pago de 1,300 nuevos soles al Ing. Teodoro Geldres Marchena, ponente de un curso taller denominado “Herramientas de comunicación efectiva”. Cosas del Orinoco. Nada que ver con prevención.

En las Facultades de Ciencias Económicas, Ingeniería Química y Física y Ciencias Matemáticas es para llorar. Más en estas últimas. Ya la jefa de la SUNEDU se ha llevado una idea de la magnitud de los desastres, pero internamente en la UNT, los docentes y personal administrativo saben que se ha actuado con negligencia pura y dura.

Huaico en Matemática e Ing Química
PARA NO OLVIDAR: costado de los ambientes de la Facultad de Física y Ciencias Matemáticas a los pocos días de haber sucumbido a los huaicos.

Oscar Morillo, docente de Ciencias Físicas tilda de incapaz al gerente de Recursos Físicos, Hernán Cuti Gutiérrez quien –según los propios vigilantes que resguardan las puertas de ingreso por Jesús de Nazareth- se apareció cuando ya las torrentadas de agua y lodo se habían empozado por la zona de estacionamiento del CIDUNT, discurrido por los pabellones de Administración y fueron a parar por la Facultad de Ingeniería Química y de Física y Ciencias Matemáticas, perjudicando laboratorios y una hemeroteca donde se ha perdido todo el acervo científico de revistas y tesis de grado. “Lo único que queda es pedir la cabeza del tal Cuti”, dijo mortificado Morillo.

Esntrada a Facul CC FF y Matemárticas
INGRESO AL LODAZAL: así había quedado el ingreso a la Facultad de Física y Ciencias Matemáticas.
UNO Otro semisótano en Ciencias matemátics
¿PISCINA?: ¡no!, es el semisótano de la Facultad de Ingeniería Química, donde trataron de salvar algo, pero fue imposible.
Limpieza de voluntarios
VOLUNTARIOS: alumnos y docentes fueron los primeros en acudir a la Facultad de Física y Matemáticas a lampear el barro y rescatar lo que se pudiera.
Sub estación cerca a Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas
APAGÓN: subestación eléctrica cerca de los pabellones siniestrados por el lodo. Las reparaciones serán cuantiosas.
Inundación en Semisótano en Ing. Química
ACERVO PERDIDO: nótese como nadan los libros y tésis en medio de aguas pestilentes en el subsótano de la Facultad de Ingeniería Química que fue invadido por el lodo de los huaicos.

El murito que tapia los ingresos por la avenida Nazareth y que muy suelto de huesos mostraron a la jefa de la SUNEDU, fue colocado en forma apresurada después que habían ocurrido las desgracias, pensando seguramente, en el octavo huaico. No sirvió para nada.

Origen de la impericia

El 15 de setiembre del año 2015 la universidad, a instancias de la Dirección General de Administración, que dirige Enrique Miguel Rodríguez Rodríguez, formó una comisión que él mismo la presidía. Se llamó pomposamente “Comisión de prevención contra el fenómeno del Niño”. Fue oficializada con resolución N° 269-2015-DGA-UNT.

Integraban la comisión, Hernán Cuti Gutiérrez (el responsable directo de la gerencia de Recursos Físicos, es decir el operativo de los trabajos), Segundo Jaime Ayala Cabrera, Luis Alejandro Lombardi Ramos y Segundo Amador Rodríguez Escobar. Hasta aquí todo bien.

Sin embargo leyendo bien la resolución de marras se deduce que el director general de administración de la UNT desconfiaba de un informe preliminar solicitado al responsable de Recursos Físicos, quien debería haber elaborado inicialmente un diagnóstico sobre la materia para acometer luego los trabajos de prevención.

Entre otras perlas dice el primer considerando que “el director de Recursos Físicos de la UNT pone en conocimiento sobre informes climatológicos de instituciones nacionales e internacionales, menciona algunos antecedentes de desastres ocurridos en algunas unidades de la UNT, pero no menciona un caso específico…” (sic).

En el segundo considerando de la resolución N° 269 la cantinflada sintáctica es muy elocuente: “…teniendo en cuenta que prevención es la disposición que se hace de forma anticipada para minimizar un riesgo, de ello deducimos que el objetivo es solo de prevención…” (sic). Si los argumentos de la referida resolución eran así de oscuros, el plan de prevención fue peor.

La parte resolutiva que especifica comúnmente la acción administrativa es más ambigua que el clima de El Niño Costero. Forma, en efecto, la comisión y dispone, entre otras funciones, que elabore un informe “a fin de evitar que algún perjuicio se concrete como consecuencia del fenómeno meteorológico del niño” (sic). ¿No habrá querido decir: para evitar daños, perjuicios o estropicios que pudiera producir el fenómeno climatológico de El Niño? ¿Quién le redacta las resoluciones al gerente de Administración?

La comisión habría sido formada solo en el papel pues algunos integrantes de la misma, que prefirieron reservarse en el anonimato e incluidos en la resolución, aseguran que ésta nunca funcionó. Deducen así que las decisiones solo las tomaron Rodríguez Rodríguez y Cuti Gutiérrez.

Danza de contratos

En ese contexto y como parte de los trabajos de prevención frente a la amenaza del fenómeno de El Niño Costero, la UNT invirtió el año pasado, 1 millón 146 mil 044 soles para un paquete de 10 obras, de un total de 13 inicialmente programada. En esta oportunidad, dos ítems fueron declarados desiertos y un tercero cancelado por decisión rectoral.

Para el efecto fue convocado el Concurso Público N° 02-2016-UNT/CS, denominado “Contratación del servicio de mantenimiento y reparación de techos de la UNT”, autorizado mediante resolución rectoral N° 1017-2016/UNT, del 24 de junio del 2016. Los recursos provinieron de transferencias del Gobierno Central y la buena pro fue otorgada el 22 de setiembre de ese mismo año, según se puede apreciar en los reportes del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (SEACE).

En reparación de techos, obras programas supuestamente para mitigar los desastres de las lluvias, la UNT contrató a las empresas Togala SAC para trabajos en el Complejo Arqueológico de Moche. El monto adjudicado fue de 159, 718.65 soles. En tanto, el Consorcio Trujillo, integrado por las empresas Roga e ICPSAC, se encargó de las obras en las Facultades de Educación por S/. 75,800.00, Física y Ciencias Matemáticas por S/. 43,400.00 y en el local central de la universidad, centro de la ciudad, donde se gastaron 329,000.00 soles.

Los goteras de techos en varios ambientes del local central habrá hecho pensar a más de uno, cuál debe ser en adelante el tipo de trabajos de protección que requieren los locales de la universidad y no los que se convocaron en el concurso público.

La empresa Multiservicios Bickat SAC se encargó de los techos de la Facultad de Farmacia y Bioquímica con una partida de 112 mil soles; la empresa Hasslein Consergen SAC acometió labores similares tanto en la Facultad de Derecho, con 74, 926.02 soles y en la Escuela de Posgrado, con 99,700.00 soles, respectivamente, de acuerdo a información del SEACE.

El postor Inversiones y Servicios Generales del Norte realizó labores en los techos de las oficinas administrativas de Registro Técnico, en la Ciudad Universitaria, por un total de 37 mil soles y la empresa Máquinas y Más Máquinas EIRL, trabajó en la Facultad de Ingeniería, con 65 mil soles.

Fueron declarados desiertos en el referido concurso público N° 02-2016, las obras en el Museo de Arqueología, cuyo costo referencial era de 50,402.51 soles y de las Facultades de Ciencias Biológicas, Ciencias Sociales y de Enfermería, con un presupuesto de referencia de 102, 794.63 soles.

Las obras en los techos del CIDUNT- dentro del paquete de la referida contratación- fueron canceladas mediante resolución rectoral N° 1468-2016/UNT, tal como se ha explicado líneas arriba.

El 6 de diciembre del 2016, al finalizar el periodo presupuestal, la UNT convocó bajo la modalidad de adjudicación simplificada la contratación de las dos ítems que habían quedada desiertos en el Concurso Público N° 02-2016-UNT/CS, de principios de año.

La buena pro se adjudicaron las empresa Inversiones y Servicios Generales del Norte SAC, quien se encargó de la reparación y mantenimiento de techos del museo de Arqueología, por un total de 41,200.00 soles; en tanto, la empresa Maquinarias Lem SAC ganó para realizar trabajos similares en las Facultades de Ciencias Biológicas, Sociales y en Enfermería, respectivamente, con un presupuesto de 90 mil soles.

En el paquete de obras del concurso N° 02-2016, al que se suma los de Adjudicación Simplificada N° 012-2016, la UNT invirtió en total 1 millón 277 mil 244 soles, todo para reparación y mantenimiento de techos.

Pero no fue lo único gastado. El año 2016 ejecutó nueve obras bajo la modalidad de adjudicación directa para la contratación de los servicios de remodelación y mantenimiento de ambientes, por un total de 303 mil 273 soles, en la Escuela de Informática, Ciencias Biológicas, en el laboratorio de Ingeniería Metalúrgicas, Ingeniería Química, en las oficinas administrativas de la Gerencia de Investigación, mantenimiento de techos en el colegio “Rafael Narváez Cadenillas”, cerco perimétrico de la Facultad de Medicina y hasta en las oficinas administrativas de la Oficina de Control Interno-OCI.

Algunas de estas obras han quedado afectadas, como el caso de los techos del colegio Rafael Narváez.

Otros 129 mil soles fueron ejecutados para la contratación de servicios de remodelación de oficinas administrativas en el colegio Rafael Narváez y la clínica Estomatológica de Moche.  Las oficinas del Narváez quedaron totalmente anegadas en los meses de lluvia.

En otras obras de acondicionamiento de ambientes en la UNT, ejecutadas mediante el concurso público N° 004-2016-UNT, la universidad invirtió 1 millón 189 mil soles y comprendió varios ambientes administrativos y académicos en algunas Facultades.

Por supuesto- cuando no- se incluyó aquí el ítem 15 denominado Mantenimiento de la Oficina de la dirección de Recursos Físicos con un presupuesto referencial de 263, 705 soles. ¿Cuánto ofreció la empresa ganadora de la buena pro, Mega Construcciones Envior SRL? Baratito, solo 19 mil 500 soles. ¿Quién es responsable de Recursos Físicos de la UNT?: Hernán Cuti Gutiérrez, a la sazón presidente del Comité Especial de Concurso del presente y del resto de convocatorias que realiza la universidad.

17796596_1618258854868950_1341625907756946194_n
ESPIANDO CULPAS: deshaciéndose en explicaciones, Hernán Cuti Gutiérrez, director de la Oficina de Recursos Físicos de la UNT, intenta convencer a la jefa de SUNEDU, Lorena Masías, quien ni lo mira. Fue el martes 4 de abril. (Fuente: Facebook de UNT)

Pero, los trabajos de pintado no se quedaron atrás. Para el efecto la UNT realizó el concurso público N° 01-2016-UNT, autorizado con resolución rectoral N° 1012-2016/UNT. En once ítems que corresponden a igual número de obras, la universidad gastó S/. 845, 256.31 soles, de acuerdo a cifras oficiales registradas en el SEACE.

Fueron embellecidos los pabellones de Derecho, Ingeniería Industrial, Ciencias Económicas, la Escuela de Ingeniería Ambiental así como la de Ingeniería Mecánica. También la Facultad de Ciencias Sociales, Ingeniería Química, las Escuelas de Estadística, Ingeniería Metalúrgica, colegio Rafael Narváez, Escuela de Posgrado, Facultad de Agropecuarias y el local central de la institución.

La sede central de la UNT es la que insumió el mayor presupuesto. Se gastó aquí 123 mil 423 mil soles y los trabajos estuvieron a cargo de la empresa Ingenieros Contratistas de Pavimentos SAC.

Aparte de las observaciones hechas por la propia universidad por el mal trabajo de pintado, que derivó en un repintado, poco sirvió, pues las labores concluyeron apenas a pocos días que se iniciaran las lluvias y toda la fachada del bello y colonial local de la sede central de la UNT luce, lógicamente, polvoroso y mugriento, a raíz de las fuertes precipitaciones y del polvo que se ha impregnado en sus paredes.

POLVO 2
POR LAS PURAS: el re-repintado del local central de la UNT, concluido apenas a unos días de las intensas lluvias de marzo fue, al parecer, un gasto inútil. Ahora deberá ser re-re-repintado.
pintado
RESANES: al interior del local central la deficiencias en el pintado también fueron evidentes.

Como se observa, solo una pequeña parte de todos estos trabajos corresponden efectivamente a prevención contra el fenómeno de El Niño Costero. ¿Dónde está el plan de contingencia de la Comisión que preside Rodríguez Rodríguez?

Lo de los 2 millones que viene solicitando ahora la UNT parece disco rayado. Igual petición hizo el rector el 28 de octubre del 2015 y hasta expidió la resolución N° 1613-2015/UNT para ejecutar obras de prevención, justamente en zonas donde la experiencia del fenómeno del 97-98 había avisado. Es decir, que se sabía con certeza de los daños y perjuicios en la infraestructura universitaria, según nota publicada por la propia oficina de Relaciones Públicas de la UNT aquél año, donde citan al rector y al director general de administración de la UNT, Enrique Rodríguez y difundido en varios medios. 

“La naturaleza se ha encargado de evaluar a las autoridades que tenemos”, comentaba ayer en una reunión informal, Heyder Escalante, docente de la Facultad de Ciencias Sociales, refiriéndose a la figura del gobernador de la Región, del alcalde de Trujillo, y de paso, la frase lapidaria incluye a quien dirige actualmente a la UNT.

Anuncios

Un comentario en “¿AHORA, QUIÉN CARGA EL LODO EN LA UNT?

  1. julio

    La gran pregunta ¿Quienes son los los que dirigen las empresas que se embolsaron el dinero? habrá relación con algunos de los que conforman el comité, hay bastante que investigar

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s